viernes, 14 de abril de 2017

LAS MÁQUINAS DE ROMPER CABEZAS

Fragmento del cuadernillo "Capacitación en comunicación popular", de Héctor Guillermo Sosa (*) - http://nos-comunicamos.com.ar/node/7204


"Los medios cumplen el rol de juez y parte. Sus dueños son empresarios que tienen inversiones en inmobiliarias, telefonía, petróleo, bancos, soja, medicina pre-paga y turismo, entre otras. También ponen ministros, senadores, jueces, diputados y en ocasiones presidentes.
Son los nuevos partidos políticos del poder. Tienen plataformas, línea ideológica y sus 'periodistas´ hacen las veces de militantes de mentiras.
"Todo lo que producen las 24 horas (incluyendo la publicidad) es política, es ideología en estado puro, pero te dicen que son neutros y objetivos. Esas cualidades no existen en ningún ser humano. Y te dicen ante cualquier reclamo que se realiza: ´están haciendo política´. Se adjudican a ellos mismos la potestad de colocar su ideología. Van por tú mente, el territorio más deseado y buscado, allí hoy se juega la batalla más grande de la humanidad. Por ello, el trabajo que desarrollan es desdibujar la capacidad de racionalizar temas, toda una enorme estrategia denominada CONSTRUCCIÓN DE LA MENTIRA.
Cuentan con ejércitos de sociólogos, antropólogos sociales, psiquiatras, encuestadores, politicólogos y economistas, que toman todo el tiempo la temperatura social de un pueblo. Esos equipos han estudiado en los Estados Unidos, y son hijos de las teorías conductistas, con las que repiquetean temas de agendas propias del poder real, Y son hermanos de las estéticas y contenidos de los medios como show de entretenimiento. Así, a la tarde, la mañana y la noche. No es poco. Por ello, analizarlos, estudiarlos y construir una contra/comunicación es estratégico. 
Tenemos una batalla en dos territorios: a) Las Redes Sociales b) Las calles. Allí la disputa real. Allí: ellos o nosotros".
(*) Docente en Comunicación, Análisis de mensajes y manipulación informativa, editor de Motor Económico y La Nave de la Comunicación.


Publicar un comentario