sábado, 23 de abril de 2011

¿Científicos, académicos o conspiradores?

Por Carlos de Oliveira, para Resumen Latinoamericano - http://www.albatv.org/Cientificos-academicos-o.html

Estaba recopilando algunos datos sobre los eventos que se han desarrollado en Buenos Aires organizados por la ultraderecha latinoamericana, en franco contubernio con la norteamericana y española, los reales motivos y objetivos, cuando leo el trabajo del fraterno Carlos Aznárez sobre la Cumbre auspiciada por la Sociedad Mont Pelerín.
Al unir todos los elementos obtenidos sobre el “boom” de los Seminarios y reuniones de la derecha, los temas abordados y sobre todo las formas del trabajo que cada uno de esos “eventos científicos” emplea, comprendo que bajo el disfraz de actividades académicas, aparentemente “científicas”, se desarrolla una verdadera ofensiva conspirativa de los centros de poder y la oligarquía ultraderechista de América Latina, apoyada por sus similares de España y Estados Unidos.
Como antecedentes –solo en este mes de abril- vemos que del 15 al 17 sesionó en la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos (UCEMA) una actividad cuyo único fin fue establecer una estrategia común entre los jóvenes “liberales” latinoamericanos para apoyar a los estudiantes huelguistas en Venezuela, apoyados, influidos y fabricados por la embajada de EEUU en Caracas, como parte de la línea del “golpe suave” que preconizan contra la Revolución Bolivariana.
Simultáneamente, el día 15, sesionó también en la UCEMA un Seminario Internacional con el tema “Estado de derecho e instituciones en América Latina”, auspiciado por Atlas Network. Este evento enfocó su trabajo en establecer estrategias anti-chavistas para crear fundamentos teóricos y matrices de opinión con vistas a lograr el aislamiento político de Hugo Chávez de frente a las elecciones presidenciales del 2012. Informaciones de participantes, aseguran que se acordó discutir sobre el abastecimiento multilateral a opositores chavistas en un círculo más cerrado.
En la Cumbre derechista del Hotel Sheraton, que funcionó bajo la fachada de Reunión Regional de Mont Pelerin Society, una fundación de ultraderecha con sede en Suiza, se discutió “El reto populista a la libertad en América Latina”, con conferencias tales como “Populismo en América Latina: un análisis político y sociológico” y “¿Por qué es el populismo tan aceptado y el capitalismo tan temido en el mundo de hoy?”, las ponencias y debates desarrollados fueron claros exponentes de que el principal objetivo fue dar los pasos organizativos necesarios para instrumentar la guerra sucia contra lo que ellos denominan “populismo” en la región: Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua. Entre los presentes, estaba Carlos Alberto Montaner, un cubano exiliado que cumplió prisión en su juventud por terrorista y conocido agente de la CIA, quien profetizó sobre el futuro de Cuba.
Este evento en particular, dejó para su último día de sesiones, una actividad sorprendente por su concepción y forma: el “Día intelectual en el campo”, un “diálogo” con Mario Vargas Llosa –el Premio Nóbel de de Literatura que santificó el golpe de estado en Honduras y se rasga sus ropas en contra de los procesos revolucionarios de cualquier parte del mundo- en el San Antonio Areco Country House. O sea, todo un día alejado de la ciudad, en un tranquilo y bucólico ambiente, donde podrán trazar sus líneas de acción. Raro método académico.
El “poderoso caballero es don dinero” para estos eventos proviene de organizaciones que a la vez les sirven de preciada sombrilla: El CATO Institute, la ya mencionada Atlas Network Fundación, la Heritage Fundation, todos de EEUU; la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), dirigida por José María Aznar, la misma que financió con 200 mil Euros, la publicación de “Sexto Poder” en Venezuela, como parte de la guerra mediática contra Chávez. FAES a requerimiento del prófugo de la justicia venezolana Manuel Rosales, apoyó el lanzamiento del semanario, junto con la Embajada norteamericana en Perú que desembolsó 800 mil dólares provenientes de los contribuyentes de su país. La táctica es emplear “Sexto Poder” como elemento de apoyo vital a la oposición venezolana y en particular a Rosales de cara a las elecciones presidenciales del 2012.
Participan también en la “fiesta de los dólares”, organizaciones satélites como la Fundación PENSAR y CADAL, las cuales sirven de canales para el financiamiento proveniente de los centros subversivos norteamericanos. Y la “joya de la corona”: la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUDAP), la que además de financiar proyectos de las mencionadas CADAL y PENAR, constituye el principal enlace con la CIA, quien controla, a través de estas organizaciones, numerosos programas.
Nadie dude de esta aseveración. La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, CIA, reclutó a un escritor y profesor cubano a quien le puso el nombre código “Pablo”. Su reclutador fue René Greenwald, dirigente de la FUDAP en México. Greenwald es un experimentado oficial CIA y así se lo dio a entender a su recién captado agente, al mencionar a “la organización” durante la conversación de captación. El nuevo agente recibió medios de computo y de enlace satelital de última generación para las comunicaciones con “la organización”, medios y métodos para encriptar las informaciones a enviar, entrenamiento para camuflar los datos e informaciones en un “píxel” dentro de una foto y otras artimañas, todos formas del trabajo de inteligencia desde la época de la guerra fría. Asimismo, se le orientó por el oficial CIA bajo fachada de directivo de la FUDAP, la búsqueda de información y datos concretos sobre determinados renglones de la vida en Cuba. Una verdadera “actividad académica” con un escritor y profesor de Historia cubano. Pero algo no previó Greenwald, “Pablo”, cuyo verdadero nombre es Raúl Capote, era en realidad el agente “Daniel” de la Seguridad Cubana. Sus declaraciones formaron parte de uno de los capítulos de denuncia de la serie televisiva “Razones de Cuba”, que cubre un espacio estelar en las transmisiones de la TV de la isla.
Este hecho explica el porque la mayor parte de los Proyectos patrocinados por la FUDAP para países del área, no se hacen públicos y la transparencia de los mismos es sospechosamente limitada.
Podemos comprender entonces el origen y razones de la “discreta reunión conclusiva” que bajo el manto de “Día intelectual en el campo”, concluye hoy el evento de la Mont Pelerín Society, en la cual uno de los invitados de honor y activo participante es el gobernador de Buenos Aires, Macri, un verdadero aliado y privilegiado por organizaciones como FAES y FUDAP.
Solo una duda me asalta, una duda que me carcome por dentro y temo sea originaria de un futuro trastorno psíquico para los que como yo se ganan la vida escribiendo y educando: ¿Qué son estas actividades? ¿Eventos científicos? ¿Eventos académicos? ¿Conspiraciones contra nuestros pueblos?
Encuentre Usted la respuesta acertada.
Publicar un comentario